Conocí a Ángel navegando las redes. Me gustaron sus cerámicas y lo empecé a seguir. Un día subió una tela que me encantó y le mandé un mensaje para ir a visitarlo a su taller. Conocí entonces su obra, que me parece rica, clara y refinada. Me recuerda al Art Déco, Art Nouveaux y un toque oriental, muy actual y classy.

Hablando con él transmite paz y conocimiento, sus cerámicas componen un todo en pequeñas partes, trabaja con módulos que pueden repetirse encajándose o conjugándose formando nuevas obras de diferentes dimensiones, sumando las partes para componer un todo sin límite, como él explica.

Sus cuadros son un mix dibujo a lápiz y pintura, y habitualmente son el inicio de sus esculturas y también su complemento. Ir de un material como el papel o la tela a otro soporte, que es la cerámica es una especie de relectura de su propia obra que sólo la enriquecen y la hacen crecer.

 

 

 

DESTACADOS